Enviado por editor el Mié, 31/07/2019 - 15:33
microbiota

José Francisco Gómez, director médico de Laboratorios Siegfried

La microbiota intestinal es la comunidad de microorganismos vivos residentes en el aparato digestivo, es decir que abarca desde el estómago hasta el final del sistema digestivo. Mantener el equilibrio de estos microorganismos, que oscilan entre 1 millón y 1 billón, es clave para el bienestar de la mucosa intestinal, para funciones metabólicas como la síntesis del complejo de vitamina B y vitamina K y un sistema inmunitario fuerte. 

Louis Pasteur (1822-1865), químico y bacteriólogo francés, fue uno de los primeros científicos en estudiar la importancia de la microbiota intestinal. Pero fue Elie Metchnikoff (1845-1916), científico ruso-ucraniano, quien descubrió las cualidades beneficiosas de las bacterias, tras estudiar los aportes de los lactobacilos del yogur a la salud.

Hay 400 especies de bacterias diferentes que conforman la microbiota intestinal, las cuales cambian y aumentan a medida que se llega al colon. Si pudiéramos pesar la flora intestinal, pesaría cerca de 2 kilos, con eso tenemos una idea más clara de la cantidad de microorganismos presentes en nuestros tubo digestivo. 

La microbiota intestinal varía según las etapas de la vida, un niño recién nacido no tendrá la misma microbiota que un adulto porque los microorganismos todavía no han colonizado su aparato digestivo. La ubicación geográfica también es determinante, ya que los hábitos alimenticios varían. 

¿Qué afecta la microbiota intestinal?

- Los antibióticos:

  • Atacan a la flora patógena pero dañan también la flora intestinal beneficiosa, su uso puede producir Diarrea Asociada con Antibióticos (DAA).
  • Mientras mayor es la concentración del antibiótico, mayor es el riesgo se sufrir DAA.
  • Más días de exposición al antibiótico, incrementan la probabilidad de sufrir DAA.
  • La combinación de antibióticos, por ejemplo en el tratamiento de Helicobacter pylori, tiene un mayor impacto en la microbiota.
  • Independientemente de que el antibiótico se tome por vía oral o sea intravenoso o intramuscular, puede causar daño en la microbiota.

- Diarrea por un proceso infeccioso:

  • Si no es controlada, causa deshidratación y trastorno hidroelectrolítico. Esto puede afectar a otras partes del cuerpo, como los riñones.

- Síndrome de Colon Irritable:

  • La alteración de los hábitos intestinales afecta la microbiota. 

¿Se puede recuperar la microbiota intestinal?

  • El consumo de probióticos permite la recuperación de microorganismos. Se debe tomarlos a la par de los antibióticos y hasta una semana después.
  • El yogur puede complementar los beneficios de los probióticos.
  • Floratil recupera la microbiota intestinal, ya que al ser elaborado con levaduras Saccharomyces Boulardii (Cepa CNCM I-745), no se ve afectado por los antibióticos, estos solo actúan sobre las bacterias.

El uso de probióticos tiene un rol fundamental en el cuidado de nuestra salud integral, si conservamos un equilibrio de la microbiota intestinal, nuestros sistema digestivo e inmune tendrán un correcto funcionamiento.